##M

Fespad.org.sv


CRIMINALIDAD, ACTOS DE TERRORISMO Y
La situación de crimen e inseguridad que vive el país, tiene a la base veinte años de políticas de seguridad pública equivocadas y populistas, expresadas materialmente en prácticas como: a) La de enfrentar el problema exclusivamente con represión: Planes Mano Dura y Super Mano Dura, Ley antipandil as, más y más cárceles.
b) La criminalización de la niñez y la juventud en situación de pobreza; sin considerar la urgencia de una política integral de prevención de violencia; sistemáticamente fue negada la posibilidad.
c) La de focalizar la violencia y la criminalidad exclusivamente en las maras y las pandil as, una cortina de humo para esconder la criminalidad organizada, esa que se encubre en el poder político y económico, sin tener en cuenta las posibilidades reales de que El Salvador se convierta en un narco Estado. El Plan Colombia y el Plan Mérida, presionan la criminalidad organizada hacia Centro América; algo que nunca se quiso tener en cuenta.
d) La desarticulación de la institucionalidad del Estado, una Fiscalía General de la República, FGR, sin capacidad de conducir la investigación del delito, una Policía Nacional Civil, PNC, sin formación en investigación científica; el Órgano Judicial frágil y cuestionado; una Comisión Coordinadora del Sector de Justicia, incapaz de comprender su rol y un Consejo Nacional de Seguridad Pública, descoordinado de la política de seguridad, con impactos mínimos.
¿Qué hacer entonces ante la violencia y criminalidad?
1. Debe darse vigencia inmediata al Informe de Seguridad y Paz, un reto de país: Recomendaciones para una política de seguridad ciudadana en El Salvador, formulado en 2007 por la Comisión Nacional para la Seguridad Ciudadana y Paz Social, nombrada por el entonces Presidente de la República; al que de habérsele dado importancia en su momento, otra sería la realidad nacional. La Comisión estuvo integrada de manera muy representativa por variados sectores económicos, sociales y políticos del paí 1 Doctor Juan Daniel Alemán Gurdián, Profesional; Elena Maria Lacayo de Alfaro, Empresaria; Cnl. José Antonio Almendariz Rivas, Diputado
Grupo Parlamentario por el Partido de Conciliación Nacional (PCN); Dr. Vicente Arturo Argumedo Marsicano, Diputado Grupo Parlamentario por
el Partido Demócrata Cristiano; Dr. César Augusto Calderón, Rector Universidad Salvadoreña Alberto Masferrer; Ing. Federico Colorado,
Presidente Asociación Nacional de la Empresa Privada; Padre José Maria Tojeira S.J, Rector Universidad Centroamericana (UCA); Pastor
Mauricio Navas, Representante de las Iglesias Evangélicas; Monseñor Jesús Delgado, Iglesia Católica; Dr. David Escobar Galindo, Rector
Universidad Dr. José Matías Delgado; Lic. Guillermo Antonio Gallegos Navarrete, Diputado Grupo Parlamentario por Alianza Republicana
Nacionalista (ARENA); Dr. Oscar Abraham Kattán Milla, Diputado Grupo Parlamentario por Cambio Democrático (CD); Lic. Benito Lara,
Diputado Grupo Parlamentario por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN); Lic. José Mauricio Loucel, Rector Universidad
2. El combate a la violencia y a la criminalidad debe ser integral por lo menos en dos sentidos:
2.1. EL INSTITUCIONAL: Se debe garantizar el adecuado funcionamiento de las instituciones del
Estado encargadas de la Seguridad Pública; no solo la PNC es la responsable: a) La FGR, debe asumir su rol de conducir la investigación del delito; debe presentar casos robustos a los tribunales de justicia que permitan que se castigue a quien ha cometido delito; debe bajarse el nivel de impunidad que hay en el paísEsto pasa por la ineludible necesidad de hacer investigación científica del delito. No se puede seguir teniendo en los testigos, la única forma de prueba.
b) La PNC no debe hacer redadas, debe hacer capturas en flagrancia o a partir de indicios de prueba que permita la captura de los responsables de la comisión de los delitos; deben aprender a individualizar la responsabilidad de los delincuentes, a proteger la escena del delito y a recabar efectivas pruebas de los delitos.
c) Los Tribunales de Justicia, recibiendo la prueba contra los delincuentes, deben hacer justicia, evitando así la creciente impunidad y el mensaje de que cometer delitos en El Salvador, no trae consecuencias a sus autores.
d) La Comisión Coordinadora del Sector de Justicia, debe cumplir su rol, debería desde este momento, declararse en sesión permanente; las circunstancias nacionales lo exigen.
e) El Consejo Nacional de Seguridad Pública debe buscar mecanismos de coordinación efectivos con el Gabinete de Seguridad, con la Subsecretaria de Desarrol o Territorial y de Descentralización, buscando mecanismos y resultados efectivos e inclusivos en prevención de violencia.
2.2. EN CUANTO AL ABORDAJE DE LOS PROCESOS DE TRATAMIENTO DEL DELITO Y DEL
DELINCUENTE: La represión, la prevención y la inserción.
Persecución y represión del delito: A quien comete un delito se le debe aplicar todo el
peso de la ley. Hay 97% de impunidad en materia de homicidios.
a) Se debe perseguir sin distingos a quienes cometan delitos; entendiendo que la violencia y la criminalidad no "comienza y termina en las pandil as". Debe perseguirse y reprimirse también el crimen organizado, la delincuencia común y la violencia intra familiar.
b) Se debe dar inicio a un proceso serio y respetuoso del debido proceso legal, de depuración de la PNC, la FGR, los Centros Penales y de los Tribunales de Justicia. c) La empresa privada debe asumir con responsabilidad, el apoyo a la investigación del delito, tal como participó en años anteriores, en el combate a los secuestros.
Prevención del delito:
a) Énfasis en el control de armas de fuego y en las acciones de desarme. Más del 60% de los delitos que se cometen con armas de fuego; no tomar esta decisión, afirma los privilegios de las empresas proveedoras de armas, sobre la seguridad de la población.
b) Cambio de la lógica del enfrentamiento, por una política de seguridad ciudadana que tenga como marco los derechos humanos. Se ha demostrado que las acciones de 2 Según la investigación del Programa de las Naciones Unidad para el Desarrol o, PNUD, de 2007, de cada 100 homicidios que se cometen en el país, solamente 3 pasan todo el proceso judicial hasta ser condenados; es decir, hay un 97% de impunidad en materia de homicidios. Una realidad que sigue siendo vigente.
fuerza han traído consigo más fuerza.
c) Participación social en la formulación de nuevas estrategias de prevención de la d) Reconocimiento de que las personas que viven en las comunidades y colonias marginales, son sujetos de derechos.
e) La necesaria contribución de la empresa privada en la prevención e inserción de las y los jóvenes y adolescentes en conflicto con la ley penal.
f) Un presupuesto adecuado a las circunstancias de la inseguridad que vive el país, que fortalezca a las diversas instituciones involucradas en la seguridad pública.
La reinserción a la vida social y económica. Los centros penales deben convertirse en
verdaderos centros de readaptación de todas aquellas personas que han cometido delito y
se encuentran cumpliendo una pena. Ese círculo vicioso que se genera en los centros
penales, que educan en crimen, debe reconvertirse en la posibilidad real de que el
cumplimiento de una pena, genere un círculo virtuoso hacia la incorporación a la vida
económica y social del país.
En estas condiciones, los graves acontecimientos ocurridos el día 20 del mes en curso, en Mejicanos, departamento de San Salvador, dicen de la impostergable necesidad de que se investigue a fondo a los autores de estos execrables hechos criminales, que son sin duda actos de terrorismo; pero esta investigación debe trascender a los autores materiales y buscar a los intelectuales, siguiendo por lo menos dos líneas de investigación: a) La criminalidad organizada, esa que trascienda las maras y pandil as.
b) La intención manifiesta de desestabilizar al gobierno. Debe tenerse como línea de investigación, la posible acción deliberada de grupos encaminados a generar caos en el país.
Sin duda que la FGR y la PNC deberían cuestionarse y por ende investigar ¿A quién conviene el negocio de la criminalidad en nuestro país? El señor Fiscal General de la República, debe superar sus temores históricos y asumir su responsabilidad
investigando lo que corresponde y a quiénes corresponde; no hacerlo, debería dar lugar a una
interpelación en la Asamblea Legislativa
, por su actos omisivos en el cumplimiento del deber.
Es indudable, que a estas alturas de las circunstancias, se ha comprobado que sacar el ejército a las cal es con fines de seguridad pública y otorgarle atribuciones en la administración de los centros penales ha sido un error técnico, pero también político; a las fuerzas armadas, no se les debe dar más poder que el que constitucionalmente tienen asignado. La experiencia vivida en Honduras hace un año, debe servir de ejemplo a nuestra incipiente democracia. Es momento que construyamos un gran ALIANZA NACIONAL POR LA SEGURIDAD Y LA CULTURA DE
PAZ,
donde nos involucremos con las instituciones del gobierno, la empresa privada, las iglesias, las
organizaciones sociales, el movimiento social y popular, las universidades; toda la población honesta, que
busca justicia y verdadera paz, seguro que somos la mayoría.
San Salvador, 22 de junio de 2010.

Source: http://www.fespad.org.sv/wp-content/uploads/2013/08/FESPAD-ante-la-criminalidad-y-el-terrorismo.pdf

Pec20634 321.330

Treatment of Children With Migraine in the Emergency Department A Qualitative Systematic Review Benoit Bailey, MD, MSc, FRCPC*y and Barbara Cummins McManus, MD, FRCPC* from 3% to 10%.1Y3 A significant number of children present Objective: To evaluate which treatment could be effective in the to the emergency department either during the first episode, emergency department (ED) for children with migraine and statusmigrainosus, we carried out a qualitative systematic review of

G09-066 912.918

Identifying commercially relevant Echinaceaspecies by AFLP molecular markers Luigi Russi, Chiaraluce Moretti, Lorenzo Raggi, Emidio Albertini, and EgiziaFalistocco Abstract: The rising interest in medicinal plants has brought several species of the genus Echinacea to the attention ofmany scientists. Echinacea angustifolia, E. pallida, and E. purpurea are the most important for their immunological prop-erties, well known and widely used by the native Americans. The three species are easily distinguishable on the basis oftheir morphological characteristics, but it would be difficult, if not impossible, to distinguish them in commercial prepara-tions of ground, dry plant parts of E. purpurea (the most valuable species for chemotherapeutic properties) mixed with theother two species. Species-specific molecular markers could be useful to address this issue. In the present work, usingfresh material collected from cultivated Echinacea spp., AFLP analysis was used to discriminate the three species and todetect species-specific DNA fragments. By using 14 primer combinations it was possible to detect a total of 994 frag-ments, of which 565 were polymorphic. Overall, 89 fragments were unique to E. purpurea, 32 to E. angustifolia, and 26to E. pallida. E+CAC/M+AAT or E+CAC/M+AGC alone provided 13, 9, and 4 or 7, 5, and 5 specific fragments forE. purpurea, E. angustifolia, and E. pallida, respectively. A validation trial to confirm the results was carried out onbulked samples of 23 accessions covering most of the genetic diversity of the three species. The results are discussed interms of practical applications in the field of popular medicine, detecting frauds, and implications for the genus Echina-cea.